NOTI CELTA

     Ver todas »


CELTA, la heredera de una pionera y fabricante de PVC



¿Cómo fueron los inicios de la empresa?
Los inicios de Celta se remontan al año de 1953, cuando dos inmigrantes judíos (Ralph Levy, francés, y Jack Modiano, procedente de Grecia), se establecieron en Barranquilla y crearon R. LEVY & COMPAÑÍA LTDA. - MANUFACTURAS RALCO, dedicada a la fabricación de artículos en plástico: billeteras, cinturones, muñecos, cintas, mangueras para jardín y para riego, rollos de tela plástica y manteles, bolsas y láminas de acetato, entro otros.

Aquello que empezó como una empresa familiar, con el tiempo evolucionó hasta convertirse en una compañía líder en la fabricación de tuberías y accesorios de PVC. De hecho, fue la primera compañía en hacer tuberías en  PVC en Colombia (cuando todavía en el país mandaba el metal) y la primera con más sellos de calidad en la industria del plástico. El éxito del PVC fue tan grande, que pronto se convirtió en el objetivo principal de la empresa, y lo sigue siendo hasta hoy, bajo el nombre de Celta S.A.

 

¿Cuáles han sido las sedes de la empresa?

Siempre ha sido una compañía establecida en el departamento del Atlántico, inicialmente en Barranquilla y ahora en Soledad, desde donde aporta al desarrollo económico del país. 

 

¿Cuántos años tiene la empresa?

Cumplimos 65 años en 2018. Somos una empresa con más de seis décadas de experiencia, dedicada a la producción y comercialización de tuberías y accesorios para los sectores de la construcción e infraestructura.

 

¿Cuántos empleados están vinculados a la fecha?

En la operación de Celta contamos con alrededor de 300 empleados directos y generamos más de 800 empleos indirectos.

 

Cifras de referencia

En los inicios tuvimos una producción de 500 toneladas de PVC, cifra que hemos superado ampliamente a la fecha, hasta situarnos entre las más grandes compañías productoras de tuberías y accesorios del país. Exportamos Ecuador y a varios países del Caribe principalmente Guyana, Jamaica, Puerto Rico, Trinidad y Tobago, entre otros.  

 

¿Qué momentos de dificultad han enfrentado?

 

Uno de los momentos más difíciles fue el cambio de razón social en 2004, pasar de Ralco a Celta, porque corríamos el riesgo de perder una parte del mercado si no lográbamos retener a nuestro canal comercializador y posicionar la marca rápidamente. 

 

Durante los 15 años que lleva Celta en el mercado, hemos logrado crecer en ventas y que nuestros mayoristas y clientes más antiguos, que nacieron con Ralco, se identifiquen con la marca y la lleven a todos los rincones del país.

 

El origen del nombre está en los Celtas, un pueblo guerrero como la esencia de nuestra marca, dispuesta a defender a sus aliados, los distribuidores mayoristas, nuestro canal de comercialización exclusivo. De ahí que parte de nuestro logo símbolo sea un guerrero.

 

¿Qué transformación ha tenido la empresa desde su foco de negocio?

El primer cambio respondió a la visión de los dueños-fundadores: pasar de un negocio muy diverso con plástico como materia prima al de tuberías en PVC.  Algo realmente innovador, en un momento en que resultaba costoso utilizar tuberías y accesorios metálicos y se requería de una mano de obra experimentada.

 

Ralco fue el primer fabricante que produjo en Colombia las tuberías de PVC, con lo que se redujo de manera importante los costos de las instalaciones hidráulicas y sanitarias en edificios y redes de acueducto y alcantarillado.  Además, el producto facilitó la instalación porque mientras con las tuberías metálicas se requería de una entrenada mano de obra y herramientas especializadas, era más sencilla la instalación de un tubo de PVC, por su peso, accesorios y fácil uso de soldaduras.

 

El segundo cambio fue el estratégico: convertir a Ralco, compañía netamente familiar, en un gran competidor del mercado nacional para enfrentar, incluso, a grandes competidores internacionales, teniendo como base el respeto por el canal mayorista, que es parte del éxito del que siempre ha gozado nuestra marca.

 

¿Qué ha cambiado en su línea de negocios en los años de existencia?

En este momento atendemos cuatro grandes sectores del mercado nacional, construcción, ferreterías, infraestructura y agrícola. En estos mercados hemos ido evolucionando con el desarrollo de productos apalancados en nuevas tecnologías como las tuberías biorientadas que en el sector de acueductos colocamos en grandes proyectos, mejorando los costos de instalación al poder ofrecer tuberías más livianas que soporten las presiones hidráulicas en los sistemas de acueductos que antes requerían de tubos más pesados y costosos.

 

También hemos optimizado la producción de tuberías de alcantarillado pasando de tuberías rígidas y pesadas a tuberías corrugadas mucho más livianas, herméticas y fáciles de manipular en obra. Con lo que se han reducido los costos de instalación frente a los que se manejaban 15 años atrás.  

 

Además, hemos ampliado nuestra oferta al mercado de la construcción con productos complementarios para la redes hidráulicas y sanitarias en edificaciones.  Aquí tenemos canaletas eléctricas, soldaduras de color para detectar juntas mal realizadas, cheques sanitarios -muy útiles en la Costa para prevenir el ingreso de aguas de arroyos al sistema sanitario, sobre todo en sótanos y parqueaderos de edificios-; válvulas de control de agua, acoples y muchos más.

 

Adicionalmente nuestro Departamento de Innovación y Desarrollo tiene el reto de incluir cinco productos nuevos por año a nuestro portafolio actual.

 

¿Cómo ha sido el crecimiento de la empresa?

No hemos sido ajenos al difícil desempeño de la construcción en el país en 2018, sin embargo, esperamos alcanzar al finalizar del año un crecimiento cercano al 5%, jalonado en gran parte por inversiones en infraestructura.

 

¿Cómo ha enfrentado la competencia en su mercado?

Blindando el canal comercializador. La mayoría de nuestros clientes son mayoristas que llevan los productos a ferreterías, constructoras y empresas prestadoras de servicios públicos. La estrategia comercial es  realizada a través de dicho canal y la oferta de valor de nuestra marca  es entregar  la mejor relación precio, calidad y servicio; llevando el portafolio de producto más cerca de los clientes finales en todo el territorio nacional.  

 

De hecho, Celta ha logrado posicionarse como la marca líder en el segmento ferretero con productos fabricados bajo los más estrictos estándares de calidad cumpliendo con los requisitos de las Normas Técnicas Colombianas con los respectivos Sellos de Calidad expedidos por el Icontec.  

 

Por otro lado, no nos hemos limitado únicamente a una relación comercial con nuestros mayoristas y ferreterías aliadas, fortalecemos sus negocios a través de asesoría permanente de parte de nuestro equipo comercial, administrativo y técnico, asesorando en la instalación, capacitando y formando en nuevos productos.

Por citar un ejemplo, en el caso de muchos de nuestros distribuidores y ferreterías aliadas, la segunda generación está próxima a asumir los negocios; por ello los capacitamos sobre las diferentes medidas que les permitan hacer una oportuna planeación patrimonial familiar y los riesgos de no hacerlo.

Además, recibimos sus inquietudes y estamos atentos a la tendencia del mercado de la construcción, así como de la evolución del negocio ferretero, que a 2017 registró ventas anuales por $1.7 billones (lo que representa el 2.5% del PIB de Colombia), de acuerdo con cifras publicadas del sector.

 

¿Cómo han enfrentado la globalización y las nuevas tecnologías?

Estamos convencidos que mediante un buen servicio al cliente y productos de calidad, es como logramos fidelizar al cliente final. En la medida en que nuestro canal comercializador sea eficiente en el manejo de inventarios, logística y cartera, alcanzaremos eficiencias en costos para enfrentar la globalización. El reto ahora es que también las nuevas generaciones prefieran la marca.

 

¿Qué retos tienen para 2019 en el sector al que ustedes pertenecen?

La compañía está enfrentada al desafío de continuar creciendo de manera sostenible y rentable. Para ello, estamos desarrollando nuevos modelos de comercialización, dándole valor agregado a nuestros productos. Planeamos desarrollar alianzas estratégicas con los mayoristas para generar nuevas oportunidades de negocio, sumando experiencias estamos seguros de alcanzar este objetivo.  

 

 

LINEA DE TIEMPO

1953:  RALPH LEVY y  JACK MODIANO,  fundan R. LEVY & COMPAÑÍA LTDA. - MANUFACTURAS RALCO.

 

1960: Cambia su razón social a RALCO LTDA.

 

1966: Inicia la fabricación tubería rígida en ABS (Acrilo Butadieno Stireno).


1968: Fabrica las primeras tuberías en PVC

1972: Nace Plásticos Ralco S.A.

 

1974:  Fabrica los primeros accesorios en PVC

 

1.975 Ralco obtiene el primer sello de calidad, el NTC-382 para Tubería Presión.

 

1.977 Construye su planta en Barranquilla,  Vía 40 con  calle 80, y se  convierte en la primera empresa en contar con 3 sellos de calidad de tuberías y accesorios de PVC en el país.

 

1992: Teniendo ya 10 sellos de calidad de sus productos, cambia a RALCO S.A.

 

2004: Nace CELTA S.A. como una compañía enfocada a desarrollar el mercado de PVC a través  de su canal comercializador.  

 

2008: Inaugura la nueva planta de producción de tuberías y accesorios de PVC en  Soledad, Atlántico.